Sistemas para tener un gran negocio
Todos pueden tener suerte un día, ¿pero casi siempre?
Depende.
Mi nombre es Lluís Vives y en esta web te cuento mis andanzas sobre cómo conseguir un mejor negocio.
 
Esto es posible gracias a que los hábitos y los sistemas subsanan el mayor obstáculo humano para lograr objetivos: la inconsistencia.
 
Eso si, aquí no encontrarás trucos mágicos ni hadas madrinas que cumplan metas y deseos.
 
Nadie necesita que atenten contra su inteligencia.
 
Si te interesa juzgar tú, mando un mail diario sobre esto.
 
Para entrar en la lista, aquí:

Responsable: Lluís Vives
Finalidad: Formar parte de la newsletter.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a nadie.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, y olvido

Más información en nuestra política de privacidad.

Y no tienes por qué creerme
 
Mira.
 
Según lees esto ahí fuera hay una enorme cantidad de negocios-veleta guiados por metas.
 
Y eso está estupendo si son conscientes de que eso convierte sus resultados en una veleta también.
 
Y no, no soy más listo que nadie.
 
Tampoco más tonto.
 
Pero con el tiempo me he dado cuenta de que el sentido común está infravalorado y si quieres un negocio que funcione, que no te ocupe 15 horas al día y te de ciertos resultados… Debes usarlo.
 
Tener objetivos está genial, pero es como señalar con el dedo a un lugar específico sin tener un coche para moverte. Te quedas con las ganas, no tienes plan.
 
Y ahí es donde los hábitos y los sistemas tienen un enorme poder. Porque te dan el vehículo para ir del punto A al punto B aplicando acciones consistentes y alineadas.
 
Ahora…
 
 
Sobre la envidia
 
No nos conocemos y es normal que no creas lo que digo.
 
Pero puedes mirar ahí fuera y encontrarás ejemplos a patadas.
 
Busca a alguien al que admires, al que le tengas hasta un poquito de envidia (todos tenemos alguien así) y sino es hijo de un famoso, descubre qué ha hecho para conseguirlo.
 
¿Fue la lotería?
 
¿Fue un pelotazo?
 
¿Fue algo inexplicable? 
 
Es posible que alguien tenga suerte, pero casi imposible que alguien la tenga siempre.
 
Si rascas un poco sobre el éxito de cualquier negocio encontrarás que esa persona hizo de forma constante algo que le llevaba al éxito. Algo que creaba condiciones de éxito.
 
Y como sé que esto lo entenderás mucho mejor con una historia, al suscribirte te envío un ebook sobre Bill Walsh, un tipo atípico que llevo al extremo esta filosofía y que cambió para siempre la historia de su deporte.
Dentro:
 
Cómo no desesperarse emocionalmente aunque los resultados no lleguen y ganar confianza, incluso con presión.
 
 Casi todos los negocios caen en esto: la trampa del talento deja a muchos negocios por el camino, verás como saltarla para no depender de tu inspiración y tener un mejor negocio.
 
Por qué las metas hacen perder el tiempo y qué puedes hacer para que tú y tu negocio no dependáis de ellas.
 
Descubrirás el baile de Montana y cómo hizo para convertir un equipo de segunda, en el ganador de 4 superbowls.
  
Si te interesa, es por aquí:
 

Responsable: Lluís Vives
Finalidad: Formar parte de la newsletter.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a nadie.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, y olvido

Más información en nuestra política de privacidad.

Una vez una suscriptora me preguntó por qué no pongo prueba social 

Esta fue mi contestación:
 
No pongo referencias porque creo que muchas se falsean y mis clientes no forman parte de un circo.
 
Todos tenemos muchos amigos, familiares y demás que podrían venir a mi web y decir que soy lo mejor de lo mejor.
 
También podrían mandar gente a que hablen con esas personas. No digo con esto que todo el mundo lo haga, pero se hace mucho y no me interesa ni lo veo necesario para tener muy buenos clientes.. Así que prefiero trabajar con personas que viendo mi trabajo, creen que vamos a funcionar bien juntos.
  

Claro que podría ser mentira. 

Puede que nadie compre mis cursos. Que no tenga ni idea de negocios ni de sistemas. Si piensas eso, lo respeto, por supuesto, pero no deberías intentar comprarme, ¿no crees? ¿O si te traigo aquí a mi prima para que diga que sé de negocios, entonces sí lo vas a ver? 

Lo dicho, me gusta la discreción, clientes que recomiendan a otros clientes y ya está. La mayoría de prueba social sirve de poco o nada, y para vender no hago a nadie participar en eso. La mayoría son por recomendación.
 
En cualquier caso, si quieres juzgar tú, puedes apuntarte a la lista aquí:
 

Responsable: Lluís Vives
Finalidad: Formar parte de la newsletter.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a nadie.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, y olvido

Más información en nuestra política de privacidad.

PD: Y si quieres ver algunos mails de la newsletter, mira aquí: